BENEFICIOS DE LAS CARNES ROJAS

Buena Cultura

BY ANTONIO VALVERDE | NUTRICIONISTA

La carne roja es ese tipo de producto alimenticio odiado por muchos/as y amado por otros tantos.

Uno de los principales motivos que causa su aversión, viene a consecuencia de los medios de comunicación y sus titulares sensacionalistas.

Hace unos años, la carne roja fue acusada de chivo expiatorio de causar enfermedades cardiovasculares e incluso, algunos tipos de cáncer, ¿pero qué hay de cierto en ello?

ANTES DE NADA…

Voy a ponernos en contexto.

Hace unos años se realizaron numerosas investigaciones donde se evaluaba de manera observacional los hábitos de consumo alimenticio de la población y su relación con el cáncer.

Tras el análisis de los datos obtenidos en esos estudios, se llegó a la conclusión de que unos malos hábitos alimenticios, como la ausencia de alimentos ricos en fibra o la ingesta de productos cárnicos procesados, podrían tener suficiente relación con ciertos tipos de cáncer como para catalogarlos productos peligrosos. Incluso, la OMS clasificó las carnes procesadas como cancerígenas.

 

No se encontraron resultados

La página solicitada no pudo encontrarse. Trate de perfeccionar su búsqueda o utilice la navegación para localizar la entrada.

 

Con el tiempo, estos datos se desvirtualizaron y comenzaron a salir titulares por todos los medios donde se anunciaba a la carne roja como alimento cancerígeno. Estos titulares, con intenciones sensacionalistas, no mencionaban un “pequeño” detalle, la carne roja no era la culpable per se de lo que se le acusaba, sino el procesado que se hacía de ella y el conjunto de malos hábitos que los sujetos estudiados mostraron en las investigaciones.

Además de todo esto, se hablaba de carne roja sin diferenciar a las salchichas o los embutidos del chuletón de vaca de pasto. Grave error, ya que para nada es lo mismo.

No está mal recordar, que un buen chuletón cocinado de manera adecuada aporta una buena dosis de proteínas, vitaminas, hierro y zinc, esencial para el buen funcionamiento del sistema inmune, tan importante en los tiempos en que estamos, pero si además, lo acompañamos con una buena ensalada y alimentos crudíferos, los beneficios del plato se ven intensificados.

¿QUÉ CONCLUSIONES PODEMOS SACAR DE TODO ESTO?

 

La conclusión que podemos obtener es que nuestros hábitos están íntimamente relacionados con la probabilidad de padecer ciertos tipos de cáncer. Peores hábitos nutricionales y un mayor consumo de alimentos procesados es una manera directa de aumentar la probabilidad de padecer este tipo de enfermedad.

Por lo que respecta a la carne roja de buena calidad, como la de Buena Carne, no podemos meterla en el mismo saco que sus productos derivados, por lo que podríamos decir que el problema no es la carne, sino los malos hábitos asociados a su consumo.

Recuerda que la dosis hace el veneno, por lo que privarte de un buen chuletón pensando que es perjudicial para tu salud, no es la opción más acertada.

Comer de manera variada, incluir actividad física regular y tener un buen descanso son los pilares para mantener una buena salud.

 

 

Si te ha gustado, puedes ver más artículos aquí:

CARNE Y EL SISTEMA INMUNE

CARNE Y EL SISTEMA INMUNE

BY ANTONIO VALVERDE | NUTRICIONISTA En los tiempos que corren, cuidar nuestro sistema inmune se vuelve una opción imprescindible si queremos mantenernos fuertes y sanos. Aunque la salud no depende en su totalidad de nosotros mismos, si existen algunos aspectos con los...

CARNE DE WAGYU NACIONAL

CARNE DE WAGYU NACIONAL

PROPIEDADES & BENEFICIOS La carne de la raza bovina Wagyu, de origen japonés, proveniente de la ciudad de Kobe, es una de las más selectas del mundo debido a sus características de sabor, ternura y jugosidad única. La carne de este animal se identifica por su...

COMIDA EMOCIONAL

COMIDA EMOCIONAL

Todos habíamos escuchado típicas frases como: Cuando estoy nervioso/a me da por comer, cuando estoy triste se me antoja dulce, tengo ansiedad y descontrolo lo que como… actualmente este tipo de frases las englobamos en lo que conocemos como “comer emocional”....